EL FUNDACIÓN ALIADOS LLEGA SIN BAJAS AL ENCUENTRO FRENTE BIDAIDEAK BILBAO

El Fundación Aliados quiere hacer de su pabellón, el Pilar Fernández Valderrama, un auténtico fortín, y por ello han trabajado con intensidad durante la semana, de cara al encuentro que se disputará allí  este sábado a las 16.00 horas -puesto que ha sido elegido “partido de la jornada” para ser retransmitido por Teledeporte-, y con el claro objetivo de mejorar la defensa, si se quiere frenar a los artilleros del conjunto vasco.

De hecho, fue esa falta de intensidad defensiva la que impidió a los vallisoletanos poder controlar el anterior choque ante el potente Amiab Albacete, gran favorito a hacerse de nuevo con el título liguero, y la que les hizo quedar a merced del ritmo impuesto por el rival. Es una situación que no debe volver a repetirse si esa ambición por llegar a lo más alto quiere ser satisfecha.

Los vallisoletanos va a tener enfrente a un equipo comandado por el incombustible Asier García, capitán de la selección española, que ha regresado con más ganas y con más energía que nunca tras superar su lesión en el hombro, y al que habrá que prestar especial atención. Pero no es el único, ya que Bilbao juega con cuatro “grandes” en pista prácticamente todo el partido, con Avendaño, Manu Lorenzo, el italiano Papi, que es la novedad de esta temporada en el Bidaideak, y el ya mencionado líder del equipo, Asier García, más el alemán Globner. Cuando su técnico, Adrián Yáñez, cambia el sistema, apuesta por el irlandés MacSorley y el experimentado David Mouriz que, al igual que Papi, posee un buen tiro exterior.

Por tanto no será un compromiso fácil para los vallisoletanos, que están deseando olvidar ya la anterior derrota ante Amiab y demostrar que tienen más capacidad defensiva, lo que será determinante para sorprender a un Bilbao que ha sumado ya dos victorias en la presente campaña, si bien la última la obtuvo, sufriendo y en la prórroga, ante el Amfiv de Vigo.

El técnico del equipo morado, José Antonio de Castro, podrá contar con todos sus efectivos, incluido un McCarthy-Grogan y un Fabián Romo que cada vez se van acoplando mejor a sus compañeros y al sistema del míster, y que tienen mucho más por dar aún.

LACHLIN PETER DALTON NUEVO JUGADOR DEL FUNDACIÓN ALIADOS

El Fundación Aliados ha completado su plantilla con la incorporación del joven australiano Lachlin Peter Dalton, de 21 años y que, con una puntuación funcional de 2.5, llega a Valladolid con mucha ilusión y ganas por competir en la liga española, según ha confirmado el técnico del equipo, José Antonio de Castro, quien podrá contar así con diez jugadores para tratar de aspirar a objetivos más ambiciosos esta temporada.

Dalton es un jugador rápido, un buen tirador desde el exterior y llega recomendado por el otro fichaje del conjunto vallisoletano, el también australiano Clarence McCarthy-Grogan, quien se espera llegue a la capital del Pisuerga en dos o tres semanas, una vez haya solventado todos los trámites burocráticos.

José Antonio de Castro se ha mostrado muy contento con el fichaje del joven base, que podrá aportar en la cancha y tener sus minutos de juego, complementando a Maxi Ruggeri y José Luis Robles, y aportando más alternativas a la hora de plantear el esquema en los partidos ya que, a pesar de su juventud, tiene una gran proyección.

De hecho, fue medalla de oro en los Commonwealth Games 3×3 el pasado año, una modalidad en la que ha destacado sobradamente, y ya ha formado parte de las selecciones nacionales de su país, tanto en el equipo júnior como en el sénior. Los últimos años ha militado en el Brisbane Spinning Bullets, equipo del que procede, y en el que ha crecido deportivamente, hasta dar el paso de jugar en la liga española con el Fundación Aliados, arropado por su compatriota.

 

EL FUNDACIÓN ALIADOS BSR VALLADOLID CAE DERROTADO EN UN PÉSIMO PARTIDO

El Fundación Aliados cayó, en un decepcionante partido, ante un Gran Canaria que llegó a Valladolid sin sus piezas principales –ya que no viajaron ni Salazar, ni Jorge Sánchez ni Hollerman- pero que, a pesar de estas ausencias, fue capaz de doblegar a un rival con poco carácter, sin ideas, que no encontró la efectividad en el juego interior, ni a través del lanzamiento exterior, y cuyas lagunas defensivas aprovecharon los insulares para amarrar la victoria.

A pesar de que el cuadro isleño se presentó sin sus artilleros y referentes indiscutibles de juego, no dejaron pasar ni un error a los locales, que plantearon una buena defensa en el primer cuarto, la cual no estuvo acompañada por un buen ataque, de ahí que, tras los diez minutos iniciales, el marcador reflejara un paupérrimo 8-8.

El marcador se mantenía igualado, entre dos equipos que no mostraban demasiada mordiente ofensiva por lo que, cualquier detalle, suponía decantar la balanza de un lado o de otro y, en este caso, fue la efectividad de Twigt y Mankanbo la que dio ventaja a los visitantes antes del descanso (22-24).

Johnston y Van Brunschot no lograron hacer valer su poderío físico en la pintura para hacerse con las riendas del encuentro y, además, la fortuna no acompañó a los vallisoletanos en el tiro a media y larga distancia. Por ello, Gran Canaria, a poquito que dio de más, pudo ir haciéndose con el control del juego y sujetar el triunfo en el tramo final de la liga.

El Fundación Aliados desperdició la ocasión de ganar a uno de los grandes de la competición y, con ese sabor agrio de la derrota, deberá rematar la liga enfrentándose a Mideba e Ilunion, que pugnan por el título nacional. Otros dos huesos duros de roer, en el tramo final de la temporada.

FUNDACIÓN ALIADOS 46 – Ent. José Antonio de Castro.

Soria (4), Ruggeri (13), Adrián Pérez (10), Johnston (-), Van Brunschot (19) –cinco inicial-, Robles (-), Alessandrini (-), Salzman (-).

 

BSR ACE GRAN CANARIA-57 – Ent. Jonay Caraballo.

Hernández (2), Makanbo (14), Claudio González (8), Twigt (15), Luis Roy (8) –cinco inicial-, Vega (10), Ojeda (-).

POLIDEPORTIVO: Pabellón Pilar Fernández Valderrama, Valladolid.

EXPULSADO: No hubo eliminados.

ÁRBITROS: Ranera, Celaya y Escudero.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima jornada de División de Honor.

 

EL BSR VALLADOLID DISPUTARÁ LA COPA DEL REY EN MÁLAGA

El Fundación Aliados volverá a disputar una nueva edición de la Copa del Rey de Baloncesto en Silla de Ruedas, en este caso, la 44ª edición, que acogerán el pabellón polideportivo de Vélez-Málaga, sede habitual del anfitrión de la competición del K.O, Amivel, y el pabellón Carranque de Málaga capital, donde se celebrarán dos partidos de cuartos de final, las semifinales y la final.

Los vallisoletanos han logrado acceder al torneo tras clasificarse en la octava posición de la División de Honor, una vez acabada la primera vuelta, en detrimento del UCAM de Murcia, que se ha quedado fuera de la Copa, junto a Las Rozas, Servigest de Burgos y Zuzenak de Vitoria, que cierra la tabla en la liga.

La provincia andaluza será el escenario de la competición copera del 20 al 22 de mayo, que se caracterizará por una gran igualdad entre los candidatos a hacerse con el título, y que coinciden con los que pugnan por hacerse con el de liga, es decir, Mideba Extremadura, Gran Canaria, Amiab Albacete, Ilunion o Bidaideak Bilbao, rivales todos ellos de altísimo nivel.

El conjunto vallisoletano es consciente de la dificultad de poder alcanzar las semifinales de la Copa del Rey, pero puesto que no hay presión, el objetivo será disfrutar de esta nueva oportunidad competitiva para seguir creciendo como equipo e incrementar las buenas sensaciones mostradas ante Amiab Albacete en el último choque de la competición doméstica, aunque el resultado final no lo reflejase.

A priori, con toda la plantilla disponible, el Fundación Aliados viajará a Málaga dispuesto a hacer sudar al equipo o los equipos con los que les toque lidiar en esta nueva cita copera.

EL FUNDACIÓN ALIADOS BSR VALLADOLID RENUNCIA A LA EUROLIGA 2

El Fundación Aliados ha tomado la determinación de no organizar la fase final de la Euroliga 2, que iba a tener lugar del 21 al 24 de abril en Valladolid, debido a la decisión de la IWFB Europe –International Wheelchair Basketball Federation- de no dotarla de un carácter competitivo oficial, ya que las fases preliminares fueron suprimidas y, por tanto, no existe ránking de equipos participantes.

 Ante esa anulación de las fases preliminares, debido a la aparición de la sexta ola de la pandemia, “demasiado precipitada”, en opinión del presidente del BSR Valladolid y entrenador del Fundación Aliados, José Antonio de Castro, la fase final se quedó sin rivales definidos, salvo el campeón de la última competición y el anfitrión, que era el conjunto vallisoletano.

Para mantener “viva” la actividad deportiva, el organismo europeo propuso la realización de torneos con equipos invitados, pero al no contar con ninguna oficialidad y ser “más amistosos que competitivos”, el club morado rechazó la posibilidad de albergarlo, ya que no quieren hacer nada que no esté enmarcado en una competición oficial continental.

Uno de los objetivos del BSR Valladolid es seguir manteniendo el prestigio obtenido a lo largo de su historia como organizador de competiciones europeas, y consideran que para ello es importante tener las fechas asignadas con tiempo, los equipos que participan y la infraestructura necesaria, lo que no se ha cumplido con esa decisión de la federación internacional.

“Lo que está claro es que no poder acoger la Euroliga 2, como estaba fijado desde hace ya dos temporadas, ya que el pasado año también fue suspendida a causa de la pandemia, ha supuesto un perjuicio económico para el club, que deja de ingresar un dinero que se había previsto, y además trastoca esa buena fama como anfitriones, puesto que afecta a terceros –instituciones y patrocinadores-«, ha explicado De Castro, quien confía en que el Fundación Aliados sea el encargado de organizar competición europea la próxima temporada, en las condiciones habituales, y con los equipos clasificados en las fases previas.

NUEVO REFUERZO PARA EL BSR VALLADOLID: LLEGADA DE PELEG SALZMAN

El Fundación Aliados ha fichado al internacional israelí Peleg Salzman para reforzar su plantilla, si bien su llegada está prevista para después del parón liguero, una vez se cumplimenten los trámites burocráticos, que son los que han frenado la del canadiense Westley Johnston al conjunto morado, a quien se espera en Valladolid la próxima semana.

Salzman, quien sufrió la amputación de una pierna en 2014, debido a un accidente de tráfico, no tardó en destacar en su país, donde se ha convertido en pieza importante del combinado nacional de baloncesto en silla de ruedas. No es el primer jugador israelí que se incorpora al equipo dirigido por José Antonio de Castro, puesto que aún es reciente la participación de Allon Dor Onn, compañero de Salzman en la selección y valedor de esta nueva incorporación.

Con una puntuación funcional de 4.0, y procedente del Beit Halochem de Tel Aviv, Salzman llegará al Fundación Aliados para aportar más intensidad en el juego interior y más alternativas al esquema táctico, que se verá más completado con la, a priori, inmediata incorporación de Johnston.

Meritorio esfuerzo ante la escasez de banquillo

No está siendo fácil el mercado de fichajes esta temporada, y eso se ha reflejado en diversos equipos españoles, incluido el Fundación Aliados, que ha trabajado con ahínco para confeccionar una plantilla de calidad que permita seguir logrando objetivos, pero que se ha encontrado con frenos administrativos, como en el caso del canadiense, o con obstáculos en forma de lesiones.

La última ha sido la de José Luis Robles, quien sufre un hematoma interno en el cuádriceps femoral de la pierna derecha, a causa de las cinchas de la silla de ruedas de competición, que le obligará a parar durante, al menos, un mes. Eso ha complicado aún más la situación del equipo vallisoletano, que ya adolecía de falta de recambios, y que se ha visto forzado a jugar con una sola rotación, en el mejor de los casos, y con puntuaciones funcionales que no han llegado a los 11 puntos.

Hay que recordar que en el baloncesto adaptado se permite contar con un máximo de 14.5 puntos en la cancha, los cuales se reparten en virtud del porcentaje de discapacidad de los jugadores, es decir, que cuanta más alta es la puntuación de estos –la máxima es de 4.5 puntos- menor es el grado de discapacidad. Por tanto, esto significa que el Fundación Aliados está compitiendo con puntuaciones muy bajas, lo que influye en el juego del equipo y en la forma de afrontar los partidos, ya que, normalmente, son las puntuaciones altas las que determinan los mismos.

Eso no ha impedido que el cuadro morado haya podido sumar dos victorias, lo cual resulta muy meritorio, teniendo en cuenta tantos factores en contra, merced a la capacidad de entrega, compromiso y sacrificio de todos los jugadores del equipo, que se han “aliado”, nunca mejor dicho, para sacar todo lo que llevan dentro y pelear cada encuentro, sin renunciar a nada.

El club confía en que, por fin, Westley Johnston pueda incorporarse a la disciplina del conjunto vallisoletano la próxima semana, y que el nuevo jugador israelí lo haga, al menos, antes del regreso a la competición doméstica –esta se detendrá el 13 de noviembre, hasta el 8 de enero-, ya que el reto sigue siendo llevar el nombre de la ciudad a lo más alto.

 

EL FUNDACIÓN ALIADOS ANFITRIÓN EN LA FASE FINAL DE LA EUROLIGA 2

El Fundación Aliados será el anfitrión de la fase final de la Euroliga 2, que tendrá lugar del 21 al 24 de abril en los pabellones Pilar Fernández Valderrama y Lalo García de Valladolid, una vez la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas ha confirmado las sedes de las diferentes competiciones europeas, en las que se darán cita los mejores equipos del viejo continente.

La ilusión es máxima, sobre todo, después de un año marcado por la pandemia, que dio al traste con las aspiraciones de los vallisoletanos de poder acoger un evento de tanto nivel. Pero, de nuevo, el organismo continental ha confiado en la capacidad organizativa del club morado para albergar la fase final de la Euroliga 2, cuya previa se celebrará a mediados de marzo.

De esa primera etapa saldrán los rivales a los que deberán hacer frente los vallisoletanos para tratar de repetir la odisea lograda hace ya más de diez años años, cuando se hicieron con el título de la Copa Willi Brinkmann en Ginebra (Suiza). Según ha indicado el presidente del BSR Valladolid y técnico del Fundación Aliados, José Antonio de Castro, “sería algo muy bonito y especial poder lograr un título europeo en casa, ante nuestro público”.

Y para ello van a trabajar, tanto en el día a día, con los entrenamientos y los partidos domésticos, como con vistas a este ilusionante futuro. De ahí que sea fundamental contar ya con la presencia del canadiense Westley Jhonson, y con “algún refuerzo más”, para que el equipo morado pueda afrontar, con las máximas garantías, todos sus compromisos deportivos. Y para luchar, con todas las armas posibles, por un posible nuevo título europeo para el club y para Valladolid.

No será la única ciudad española que acoja competiciones europeas, ya que Bilbao se encargará de la organización de la fase final de la Euroliga 1, lo que evidencia el potencial de la liga nacional de baloncesto en Silla de Ruedas en el panorama internacional, con la participación de varios equipos más –Gran Canaria, Amiab Albacete e Ilunion- en la Champions League o Zuzenak, en la Euroliga 3.

DOS AMISTOSOS PARA EL FUNDACIÓN ALIADOS ESTE FIN DE SEMANA

El Fundación Aliados ya podrá ir tomando la medida a la pretemporada con los dos amistosos que disputará, este fin de semana, correspondientes a los Torneos de Zaratán y Arroyo de la Encomienda, y que le enfrentará a Las Rozas, en el primero, y al Iberconsa Amfiv de Vigo, en el segundo. Aunque lo hará sin tener completa su plantilla.

Con solo seis jugadores en sus filas, ya que aún no han llegado a Valladolid ni el italo-argentino Maxi Ruggeri, ni el canadiense Westley Johnston –a los que se espera la próxima semana-, el conjunto morado afronta con ilusión el V Trofeo Zaratán, que tendrá lugar el sábado a las 12.30 en el pabellón Infanta Juana de la localidad vallisoletana; y el XVI Torneo Arroyo de la Encomienda, que se disputará el domingo, también a las 12.30 horas, en el pabellón Antonio Garnacho de dicho municipio.

En Zaratán, el equipo dirigido por José Antonio de Castro tendrá como rival a Las Rozas, que la anterior campaña sufrió para conservar la categoría, y que este año se ha reforzado con varios fichajes, como el veterano Cano Martínez, la jugadora argentina Jazmin Sallis, el internacional argentino Cristian Gómez o Pablo Cubo, que se añaden a los Silvela, Chava Zavala o Rafa Muiño, que aportarán su experiencia. Será, por tanto, una incógnita, cómo llegará a este compromiso el conjunto de Abraham Carrión.

En cuanto al choque del domingo en Arroyo, vuelve uno de los rivales más conocidos del Fundación Aliados, un Iberconsa Amfiv de Vigo que “es un equipo más hecho y fuerte, que ha mantenido la base del pasado año”, con el norteamericano Romo, y los nacionales Alejos, Costas y Vilas, y las incorporaciones de la internacional argentina María Chirinos, el sueco Christian Seidel, el español de origen caboverdiano Walter de Horta y la danesa Nagwa Brown. Jugadores no demasiado conocidos pero que llegan al cuadro vigués con ganas de demostrar cosas. De ahí que también sea un gran test para la plantilla vallisoletana, de cara a preparar la próxima temporada, ya a la vuelta de la esquina.

Eso sí, antes de que llegue ese debut liguero, el Fundación Aliados confía en poder incorporar a algún jugador más a su plantilla, para asegurar las rotaciones y contar con más posibilidades de juego. Seguirán trabajando para conseguirlo

ÁLVARO LAHOZ SE INCORPORA AL FUNDACIÓN ALIADOS BSR VALLADOLID

El Fundación Aliados ha añadido otra pieza más a su puzzle para esta próxima temporada: Álvaro Lahoz, que procede del BSR Elche, y que promete transmitir en la cancha su ilusión por seguir creciendo profesionalmente y su trabajo constante, lo que le permitirá adaptarse rápidamente a los esquemas de José Antonio de Castro.

El jugador alicantino reforzará las posiciones de puntos bajos del cuadro morado, lo que era muy necesario de cara a las rotaciones, ya que es un 1.5 que, aunque no tiene experiencia en la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas nacionales, aspira a mejorar día a día y aportar el máximo a su nuevo equipo.

Sus inicios fueron en el Instituto Guttman de Barcelona en 2007, donde entrenaba el Barça dirigido por Óscar Trigo, con el que también estuvo, durante dos temporadas, en el Global Basket.

Su primer equipo fue el BSR Elche, desde el que llega a la capital del Pisuerga, y cuenta entre su palmarés con el subcampeonato del mundo logrado con la selección española sub22 en 2009, y su participación con el mismo combinado nacional, en el Europeo de Cantù (Italia).

Licenciado en Derecho, Álvaro Lahoz inicia esta nueva etapa en el Fundación Aliados, que afronta como un reto importante en su carrera, ya que supondrá su debut en División de Honor, al lado de jugadores tan experimentados como José Luis Robles, Jonatan Soria, Adrián Pérez o Maxi Ruggeri.

De manera paulatina, se irán incorporando todos los jugadores al equipo, en los próximos días, para poder dar inicio, de la forma más completa posible, a la pretemporada.