NUEVAS INCORPORACIONES EN EL SILVERSTORM SALVADOR

El Salvador incorpora a las primeras novedades a su plantilla de cara a la próxima temporada, con la llegada a la disciplina blanquinegra de tres jóvenes jugadores para complementar diversas posiciones en el esquema táctico de Juan Carlos Pérez.

El primero de ellos es el internacional con los combinados nacionales de XV y Seven, Jeremy Trevithick, procedente de Marbella Rugby Club, de 18 años, fue convocado la pasada temporada por las selecciones nacionales de XV y Seven, y puede jugar tanto en la posición de zaguero como en las alas, mide 186 cm y pesa 97 kg.

Jeremy tiene el objetivo de mejorar su rugby y jugar al más alto nivel que hay en España, y ha confiado en nosotros para ello, pese a tener ofertas de otros clubes. Para nosotros tiene mucho potencial, ya que es un jugador grande y fuerte, que ve muy bien los huecos en ataque y es incisivo”, afirmaba el entrenador de SilverStorm El Salvador.

También se suma al equipo vallisoletano Antonio García. Este jugador, de 19 años, procede del CD Rugby Mairena UAS sevillano, y puede desempeñar roles como ala y centro, con un peso de 80 kilos y 175 centímetros de estatura. Fue seleccionado la pasada temporada por el combinado de Andalucía sub’18, cuenta con una dilatada experiencia, ya que incluso ha estado varios meses en un equipo de Argentina.

«Antonio quiere probar su rugby en un entorno profesional. Es un jugador muy rápido, con muy buen cambio de pie y un desparpajo innato en el juego”, afirmaba Juan Carlos Pérez. Este jugador cuenta además con arraigo en Valladolid, puesto que tanto su padre como su abuela son originarios de la ciudad.

La tercera de las incorporaciones a la plantilla blanquinegra es la de Diego Vidal, con 1,80 de altura y un peso de 95 kilos, este tercera línea puede jugar también como talonador, procede de León Rugby Club, si bien la pasada temporada estuvo jugando en Italia, país en el que disfrutó de una beca Erasmus.

El objetivo de Diego, que ya hizo una prueba con nosotros a su regreso de Italia, es jugar en un equipo con buen nivel, compatibilizando su actividad deportiva y su trabajo. Es fuerte en los contactos, y estamos seguros de que su evolución puede ayudarnos en el campo”, afirmaba Pérez.