EL ATLETICO VALLADOLID GANA EN SU SEMANA MÁS DURA

El Atlético Valladolid Recoletas recibía ayer a uno de los equipos revelación y que más se ha reforzado en esta campaña, en la semana más dura para todo el equipo vallisoletano, con el fallecimiento del padre del jugador Abel Serdio y la grave lesión de Jorge Serrano.

El comienzo del encuentro para el equipo local fue un auténtico calvario, con una defensa por parte del BM Benidorm 6-0 y con un portero que lo paraba absolutamente todo que se lanzaba hacía su portería, el ataque local no veía la manera de conseguir anotar, lo que se reflejó en el marcador con un 0-4 en contra que obligo a David Pisonero a pedir el primer tiempo muerto cuando apenas se había disputado seis minutos de partido. Tras el tiempo muerto, las cosas no iban a cambiar mucho, pero por lo menos si que el equipo local, empezó a tener un poquito más de claridad en ataque, aunque la ventaja en el marcador a favor del equipo del BM Benidorm, no se reducía, incluso consiguió en los siguientes compases del partido llegar a la máxima ventaja con un 5-10 en el electrónico de Huerta del Rey.

A partir de este momento y con el partido muy cuesta arriba para los locales, surgió la figura de Diego Camino, anotando cuatro goles consecutivos, que permitieron que al equipo local empezar una gran remontada con el apoyo del público de Huerta del Rey, que un día más fue decisivo en el resultado final. El equipo local consiguió una remontada histórica con un 11-0 a su favor que obligo al técnico visitante Zupo a pedir un doble tiempo muerto, para parar al vendaval vallisoletano, donde se unía la aportación de otros jugadores como Abel Serdio, Roberto Turrado y César Pérez.

El BM Benidorm acusó el duro golpe del que ya no se pudo recuperar y terminó por entregar el partido cuando faltaban diez minutos, sin ideas para contrarrestar la casi perfección en el juego de los vallisoletanos. El final del choque fue un plácido paseo de los locales que finalizó con la victoria del Recoletas Atlético Valladolid por 32-20.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (32): César Pérez (portero, 12 paradas), Nico López (-), Adrián Fernández (4), Roberto Pérez (-), Gastón Mouriño (2), Miguel Camino (1), Manu García (3) -siete inicial- Carlos Calle (portero), Abel Serdio (4), Víctor Rodríguez (1), Diego Camino (9, 5p), Héctor González (-), Roberto Turrado (2), Dani Pérez (1), Rubén Río (4), Miguel Martínez (1).

BM Benidorm (20): Leonardo Vital (portero, 14 paradas), Gonzalo Porras (2), Pablo Simonet (3), Jorge Luis Paván (3), Gianluca Dapiran (3), Álvaro Cabanas (3, 2p), Victor Skillhammar (-) –siete inicial- Rubén Marchán (1), Ángel Jesús Rivero (1), Noelvis Robles (-), Carlos Grau (2), Mikhail Revin (1), José Antonio Calderón (1), Mile Mijuskovic (portero) e Iván Rodríguez (-).

Parciales cada 5 minutos: 0-2, 1-4, 4-8, 6-11, 9-12, 12-12 -descanso- 16-12, 20-14, 24-17, 25-17, 28-18, 32-20

Árbitros: José Carlos Friera y Jesús Álvarez. Excluyeron a Víctor Rodríguez (9’), Rubén Marchán (9’), Mikhail Revin (10’), Gastón Mouriño (12’), Gianluca Dapiran (26’), Jorge Luis Paván (31’, 37’), Pablo Simonet (41’), Roberto Pérez (48’), Héctor González (58’)

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 5ª Jornada de Liga Asobal. 2.083 espectadores.

#asobal, #AtleticoValladolid, #Balonmano